Artículos,Peluquería

¿Qué tipo de pelo tiene mi perro?

30 Mar , 2016  

Como ya hablamos en el artículo Peluquería canina: Una necesidad no un lujo todos los perros, independientemente del tipo de pelo que tengan, necesitan tener unos hábitos periódicos de limpieza para asegurarnos de convivir con un animal en condiciones óptimas de higiene y salud. Es cierto que hay determinados tipos de pelo que requieren muy poco esfuerzo a la hora de mantenerlos y algunos dueños prefieren encargarse ellos mismos del baño y acicalado de su mascota. Aún con todo y con eso, siempre es recomendable una visita de vez en cuando a un profesional de la peluquería canina, pues entre los servicios que ofrecen con el acicalado del manto, también suelen incluir el corte de uñas (esas grandes olvidadas), higienización de oídos y vaciado de glándulas perianales si es necesario. Con lo cual siempre recomiendo a mis clientes con perros de pelo corto que de vez en cuando acudan a la peluquería para una puesta a punto completa.

Tipos de pelaje en los perros:

Independientemente de la raza, puesto que hay mestizos de pelo duro, de pelo largo, etc, existen diferentes tipos de pelo en los perros y según el tipo de manto que tengan precisarán un mantenimiento y un trabajo de peluquería determinado. Algunos son sencillos de mantener como el pelo corto y otros requieren algo más de trabajo como el pelo largo o rizado. Otra característica a tener en cuenta es que hay algunos perros, sobre todo de pelo medio que poseen la capacidad de mudar el manto de acuerdo con las condiciones del clima, como los Pastores Alemanes o los Akita Inu que, con la llegada del buen tiempo, cambian su espeso pelaje de invierno por uno más ligero para el verano. Otro tipo de pelaje interesante es el rizado, como el Bichón Frisé, ya que las razas que tienen este tipo de pelo suelen tener la facultad de resultar hipoalargénicas.

Tipos de pelo:

Podríamos diferenciar entre 5 tipos de pelo.

Pelo corto:  Bóxer, Dobermann, Bullterrier

Pelo Duro: Schnauzzer, West Higland Terrier, Jack Rusell de pelo duro, Teckel de pelo duro, etc

Pelo medio: Pastor Alemán, Husky Siberiano, etc…

Pelo largo: Bichón Maltés, Galgo Afgano, Lhasa Apso, etc…

Pelo rizado: Caniche, Perro de Aguas Español, Bichón Frisé, etc…

Mantenimiento según el manto:

Pelo corto:

Entre todos los tipos de pelo, éste es el más fácil de mantener, aún así tiene su aquel porque los perros de pelo corto sueltan pelo durante todo el año por lo que es necesario ir retirando los pelos muertos de manera periódica con baños y cepillado, para que no esté permanentemente soltando pelo por todas partes. Estos perros no deben raparse NUNCA.

Pelo duro:

collage pequeño

Foto de la autora

Los perros de pelo duro tienen una doble capa de pelo, una mas áspera y robusta y una sub-capa más suave y opaca. Las técnicas para mantener el manto de los perros con este tipo de pelo son los llamados Stripping o Plumking (si se realiza con los dedos) que consiste en el arrancado del pelo desde el folículo para que éste salga más duro y robusto. Contrariamente a lo que piensan muchos propietarios de mascotas ésta técnica de peluquería no es en absoluto dolorosa para el animal, siempre y cuando, claro, esté realizada por un profesional bien formado en la técnica. Los rapados no son recomendables para este tipo de mantos pues, a demás de arruinar por completo la calidad del pelo, pueden dar lugar a problemas como foliculitis y pérdida de pelaje, entre otros. Es un pelo fácil de mantener en casa si se siguen las pautas de visita a la peluquería, no suele anudarse demasiado y con una carda y un cepillado habitual suele ser suficiente para mantener el pelo en un estado óptimo.

Pelo medio:

Es un tipo de pelo relativamente fácil de mantener. Es necesario poner más atención en las épocas de muda pues los perros de pelo medio tienen la característica de que son capaces de cambiar su pelaje para adecuarlo a las condiciones climáticas. El pelaje de los perros de pelo medio está compuesto por dos capas, como un doble manto, presentan una capa inferior, suave que tiene una función aislante (sub-pelo) y otra superior más basta y larga. Este sub-pelo, es el que eliminan en las épocas de calor, que es cuando debemos ayudarlos a eliminar esa capa de pelos que van perdiendo de a poco. Los perros de pelo medio no deben raparse, ni siquiera para evitar que suelten pelo. El rapado sólo conseguirá que suelten la misma cantidad de pelo pero más corto y por tanto más difícil de retirar de allí donde quede pegado. Los baños y cepillados para deslanar y ayudarlos a eliminar la muda son lo más recomendable.

Pelo largo:

Foto cedida por Tatiana Maza Velasco

Foto cedida por Tatiana Maza Velasco

 

Los mantos de pelo largo son, junto con los de pelo rizado los tipos de pelo más trabajosos mantener. Requieren un cepillado casi diario para que el pelo se mantenga sin nudos, cuando éste pelo se anuda, se pega a la piel y puede producir dermatitis y úlceras entre otras cosas pues la mayoría de los perros de pelo largo tienen una piel muy fina y sensible como por ejemplo el Bichón Maltés que su piel es rosa y es muy fácil dañarla si no se tiene cuidado. En el caso de este tipo de pelaje lo mejor que puede hacer es ponerse en manos de un profesional de la peluquería canina para que le ayude en la tarea de mantener el hermoso pelaje de su perro. En casa, un cepillo de púas largas (de mantequilla) para mantener el pelo desenredado y si quiere bañarlo en casa consulte con su peluquer@ de confianza que le mostrará el mejor modo de hacerlo así como el producto adecuado para el pelaje de su perro. Si es usted constante en los cuidados se dará cuenta de que no es tan dificultoso lograr que el manto de su perro de pelo largo luzca sano y lustroso.

Pelo rizado:

Los perros de manto rizado tiene la particularidad de que no sueltan pelo por lo que son muy recomendables para personas con sensibilidad alérgica al pelo de los perros. Los perros con este tipo de pelaje como los Caniches

Foto cedida por Haridian Pérez

Foto cedida por Haridian Pérez

o el Perro de Agua Español, tienen un manto espeso y rizado que nos gusta mucho a los peluqueros caninos por su versatilidad a la hora

de realizar cortes, por lo que si bien es un manto, que al igual que el pelo largo y liso, necesita un cuidado muy activo, el tipo de pelo que tienen permite una gran variedad de cortes. Si lo consultas con tu peluquer@ canino de confianza seguro que daréis con el corte que más se adecue a las necesidades y gustos de los dueños. Este tipo de manto admite casi cualquier técnica de corte pero, como siempre, insisto en que los rapados extremos no son recomendables en ningún tipo de pelaje. En el caso de estos perros es habitual utilizar recalces y tijera para realizar los trabajos de corte. Para mantenerlo en casa una carda y un buen cepillado con un día de por medio o cada dos días será suficiente para mantener el pelo libre de nudos.

En cualquiera de los casos siempre recomiendo la consulta con un profesional que a buen seguro estará encantad@ de ayudarle a mantener el pelaje de su mejor amigo y de enseñarle el mejor modo de hacerlo en casa para que visitar la peluquería se convierta en lo que debe ser, tanto para humanos como para perros, ¡¡un lugar donde ir a relajarse y a ponerse de lo más guap@s!!